ENTREVISTAS AZULES: INAUGURAMOS LA SECCIÓN CON JORGE CONDE - Fundación Navarra Baloncesto Ardoi

ENTREVISTAS AZULES: INAUGURAMOS LA SECCIÓN CON JORGE CONDE

¡Y es que todo lo vemos de color azul!

Por eso, a esta nueva sección que hoy inauguramos la hemos llamado así: “entrevistas azules”, en la que charlaremos con gente azul, jugadores, entrenadores, directivos, padres,…, pretendiendo acercaros un poco más a la persona y conocer su opinión sobre temas de nuestra fundación y sus inquietudes personales. A veces solo conocemos a las personas de pasada, y por ello es bueno dedicar un rato a charlar sobre asuntos comunes de nuestra actividad, lo que nos ayuda a comprender otros puntos de vista.

Para empezar hemos entrevistado a Jorge Conde, nuestro director deportivo, que lleva ya muchos años siendo la cara del lado deportivo de nuestra Fundación.

Esta ha sido nuestra charla:

1.- Jorge, ya son muchos los años que llevas con nosotros. ¿Cómo te encuentras profesionalmente? 

Con esta son ya nueve temporadas en el club. Profesionalmente estoy bien. Cada temporada trato de reciclar ilusiones y de mejorar en distintos ámbitos de mi trabajo. Una de las frases que siempre han guiado mi vida es “Si no tratas de ser mejor, dejarás de ser bueno” y a nivel profesional evidentemente también trato de cumplirla. Ahora estamos en pleno proceso de planificar la temporada 2017-18 y me encuentro con muchas ganas.

2.- Has vivido en persona el cambio del club a Fundación. ¿Cómo valoras este cambio? 

En el ámbito del baloncesto de competición no ha cambiado mucho. Los equipos siguen participando en las competiciones, los entrenadores-as siguen entrenando, los jugadores-as siguen jugando y las familias siguen siendo el apoyo fundamental de los equipos. Todo rodeado en un marco de filosofía deportiva bastante parecido a lo largo de estos años. La actividad del “Psicobasquet” quizás haya sido el mayor cambio, algo único y exclusivo en nuestra Fundación, de lo que debemos de estar orgullosos y pelear por darle una continuidad de calidad.

3.- También dentro de la Fundación has convivido con varios patronatos y presidentes. ¿Qué destacarías de cada etapa? 

Efectivamente, en todo este tiempo ha habido diferentes etapas y la manera de funcionar internamente ha sido distinta. En mi opinión todas han sido y son positivas. Todas las personas que han estado y que están al frente del club siempre trabajan duro a pesar de hacerlo de manera altruista y demuestran lo que para mí es lo más importante: ilusión por hacer las cosas bien.

4.- Actualmente, ¿Cómo ves deportivamente a la Fundación?

 Deportivamente estamos bien. La Escuela de Baloncesto está trabajando bien con los más pequeños, los equipos de categorías de formación están en buenas dinámicas de funcionamiento y los equipos de más alta categoría están compitiendo a un alto nivel. Siempre hay cosas que podemos mejorar, pero la línea de trabajo en general es buena.

5.- ¿Cuáles son los retos a los que nos enfrentamos a corto plazo a nivel de gestión deportiva? 

Uno de los mayores hándicaps que hemos tenido desde hace ya muchos años es que las instalaciones de las que disponemos son insuficientes, incluso alquilando pabellones fuera de Zizur Mayor. En los próximos años, el proyecto municipal de ampliación de instalaciones deportivas nos genera una esperanza para poder mejorar. Es algo muy importante para nosotros.

Por otro lado, la formación de entrenadores es un aspecto básico, que estamos tratando de mejorar cada año. Es muy importante que los entrenadores nos formemos, tanto dentro del club como en los cursos.

6.- Como máximo responsable a nivel deportivo del club me imagino que la relación con los padres y madres a veces genera tensiones y problemas, ¿no es así? ¿Cuál crees que debe ser la postura de éstos ante el compromiso deportivo de sus hijos? 

Esa afirmación no es correcta. No soy el máximo responsable a nivel deportivo del club, por encima de la figura del Director Deportivo está la Junta Directiva. Las decisiones deportivas no recaen sobre una persona, sino sobre una Comisión Deportiva y esa es, a mi entender, una buena manera de funcionar.

Independientemente de esto, la relación con padres y madres genera más satisfacciones que tensiones o problemas. Evidentemente siempre hay situaciones incómodas, como en cualquier ámbito laboral, cuando se producen diferencias a la hora de pensar cual es la mejor manera de hacer las cosas. Sin embargo, la gran mayoría de padres y madres creo que están satisfechos con la actividad que desarrollamos.

Desde las primeras etapas, cuando los más pequeños-as comienzan en los equipos, tratamos de transmitir a los padres y madres que la actividad deportiva no es un mero pasatiempo. Evidentemente tiene que ser una vía de disfrute, pero no debemos olvidar otros valores imprescindibles como la ambición por la superación personal, el trabajo en equipo, el esfuerzo por cumplir unos objetivos, el cumplimiento de unas normas, etc., valores que son altamente extrapolables a la vida en general. Bajo mi punto de vista, es fundamental que las familias compartan estos valores.

7.- Otro punto importante de tu trabajo es la relación con los entrenadores y con los jugadores. ¿Cómo la valoras? 

Este punto es complicado. Por una parte es necesario que jugadores y entrenadores te vean como una autoridad y es fundamental ganarte su respeto. Por otra parte, también es necesario ser cercano y desarrollar cierto grado de empatía con ellos-as, para poder entender su realidad. Lo ideal en mi opinión es una combinación equilibrada de ambas partes.

8.- A nivel social, ¿Cómo percibes el ambiente que genera nuestra fundación? 

Considero que es un ambiente muy bueno. Con todo el orgullo, podría afirmar que es un “club del pueblo” donde casi todo el mundo se conoce: familias con varios hermanos y/o hermanas en diferentes equipos, muchos entrenadores-as han sido o son jugadores-as y también padres y madres que han sido jugadores-as unos años atrás.

El ambiente entre los equipos es bueno. Por ejemplo, cuando diferentes equipos del club participan en un mismo torneo se ve muy buen ambiente tanto en la competición como en la convivencia; o cuando hemos realizado actividades para los entrenadores, la convivencia ha sido genial.

También se suelen ver miembros de unos equipos viendo partidos de otros, aunque quizás este aspecto es un punto que pueda mejorar un poco. Personalmente, me gustaría ver un poquito más de afluencia de los equipos de formación para ir a ver los partidos de EBA, Primera División y Senior, así como a los mayores pasando de vez en cuando por los partidos de los pequeños, que seguro que les hace mucha ilusión.

9.- Un deseo para la próxima temporada. 

¿Sólo puedo uno? Si froto la lámpara y sale el Genio se pueden conceder tres, ¿no? jajaja…, es broma. Lo más importante es que todos los equipos del Ardoi sigamos disfrutando de este maravilloso deporte, que tanto nos gusta, con buena salud (sin lesiones, por favor) y con un gran ambiente.

Hasta aquí esta primera entrevista de una persona “azul”. ¡Te prometemos que vendrán más!

Fundación Baloncesto Ardoi